Black Sabbath - (1970) Black Sabbath


caratula-Black-Sabbath-1970

por: Punisher

 "Y en el principio solo habia oscuridad en los paramos musicales, oscuridad y silencio.Pero de entre las sombras de la desolación como un trueno metálico inundando el cielo de luz y sonido surgieron los riffs de Black Sabbath para dar forma y parir una música nunca oida, mezcla a partes iguales de volumen, velocidad y malignidad. El Heavy Metal nacía en el mundo de los hombres".

Black-Sabbath-1970-1Banda: 

Ozzy Osbourne- Voz
Tommy Iommi - Guitarra
Geezer Butler - Bajo
Bill Ward - Batería

Lista de canciones:

1. Black Sabbath – 6:21
2. The Wizard – 4:24
3. Behind the Wall of Sleep – 3:37
4. N.I.B. – 6:07
5. Evil Woman – 3:25
6. Sleeping Village – 3:46
7. Warning – 10:32

Hablar de este disco, es hablar de origén, para muchos (no todos), en 1970 y tras que Black Sabbath lanzara a la luz su primer trabajo, se creo lo que despues se llamo Heavy Metal. Hay quien cree que esto ya existia desde grupos como Led Zeppelin o Deep Purple, pero es indudable que los Sabbath supieron dar el tono maléfico de pacto con el demonio que durante decadas acompaño a esta música.

Quizás se unieron varios factores para crear algo único. Eran cuatro tipos de la ciudad industrial de Birmingham que pertenecian al vulgo, al mundo obrero, trabajadores de factorias de la industria pesada. No eran super estrellas, ni hippies que cantaran sobre paz y amor, que es lo que predomino en los 60. Estos hombres vinieron a hablarnos del lado oscuro del mundo y lo acompañaron de un sonido grave fruto de la casualidad, el guitarrista Tommy Iommi perdio la punta de dos dedos en un accidente laboral. Para que pudiera seguir tocando sin que le produjera dolor se vio obligado a destensar las cuerdas de su guitarra produciendo un sonido más siniestro. Su potencia, la atmosfera de sus canciones y la temática novedosa de pelicula de terror, convirtieron a Black Sabbath en la banda que pusiera la primera piedra en el devenir de decadas de música heavy.

Black-Sabbath-1970-2
Puestos ya en canción he de decir que en mi opinión no es la mejor obra de Black Sabbath ni mucho menos la más madura, pero si tiene una importancia capital en el hecho de ser algo primigenio y por tanto aún demasiado basto en sus aristas.Pero no deja de ser un gran trabajo, con autenticos temazos historicos.

Una vez entrando en detalles, quizás una intro, un preludio, nunca estuvieron mejor definidos que en este disco, la canción primera y con el nombre homonimo "Black Sabbath" es toda una declaración de intenciones. Nos deja bien claro que lo que viene despues del primer segundo en el tiempo se acerca a tu  peor pesadilla. Imagino que pensarian en los 70 al escuchar como alguien habla de una negra figura espectral que aparece delante de tu cama en lo profundo de la noche y te señala con el dedo juzgándote e intimidándote. Todo un viaje iniciático, que comienza de manera lenta y candente y estalla en un más que respetable solo de Iommi.


Un cambio de rosca sucede con "Wizard", un blues pesado y  pegadizo adornado con una armónica que casa perfectamente con los pesados riffs que dirigen la canción, un gran temazo, que rebosa originalidad de principio a fin y cuya letra esta inspirada en  Gandalf, el poderoso mago del Señor de los Anillos. Me parece una de las canciones que hacen grande al disco y a la propia banda. Le continua "Behind the Wall of Sleep", otro pieza mezcla de blues y rock psicodelico lanzada con un equilibrio perfecto y acompañada del excelente registro vocal de un joven y enérgico Ozzy.

"N.I.B. o Nativity in Black" siguen el espectáculo enseñándonos una de las mejores composiciones de la banda en su largo recorrido musical. Un excelente solo del bajo de Butler se nos insinúa en la intro de la canción y nos da la sensación que al igual que la temática de la canción que habla de pactos con Lucifer y acercamientos a las tentaciones del Maligno no hay buenas intenciones de por medio en todo esto. Todo un himno de Black Sabbath.


       Continuando el recorrido del disco con "Evil Woman" nos encontramos el cover de una banda norteamericana de finales de los 60 llamada Crow, cuya versión original difiere no solo en una actitud más ligera sino también en una serie de arreglos de instrumentos de viento que la hacen más descafeinada. Los de Birmingham sin embargo la convierten respetando unas raíces que profundizan en un blues oscuro. A destacar la sección rítmica y sobre el todo el bajo que nos murmura durante toda la canción sobre una mujer con dudosa falta de sentimientos y moralidad.

Y por último y para cerrar "Sleeping Village" y "Warning" los últimos temas del disco aparecen unidos el uno al otro como una sucesión entre noche y mañana, siendo el primero totalmente instrumental y el segundo un cover del grupo Aynsley Dunbar Retaliation. Ambos,otro prodigio del buen hacer de estos señores, relanzándose entre ellos fraseos desde las 4 y las 6 cuerdas y dándonos a entender que en efecto iban a cambiar el mundo de los mortales con sus acordes malditos.

En definitiva una obra atemporal y legendaria que se realizo con simplicidad y humildad y porque no decirlo con un talento inmenso para llegar a inspirar a miles de músicos que surgieron después interpretando lo que habían oído, transformándolo sin perder la esencia de esta música extrema.