Dio - (1984) The Last in Line

caratula-Dio-1984-The-Last-in-Line

por: Innuendo

Para muchos estamos ante el disco más completo del elfo en solitario. En este segundo trabajo se pulen las ideas todavía más si cabe y se llega a un punto de inspiración difícilmente superable.

foto-dio-1984
     Ronnie James Dio se hizo famoso por los medios tiempos, un terreno donde es difícilmente igualable, pero todavía no hemos llegado a un punto en el que se olvide de hacer heavy metal potente y acelerado. A él le acompañan dos medios tiempos espectaculares como son "Egypt" y por supuesto "The Last in Line".

Comento el disco de memoria pura. Comienza con un trallazo llamado "We Rock" que como inicio de disco es un petardazo auténtico. Es increíble la potencia y las agallas que le echa el magistral Dio, es como si la canción no parara de crecer en intensidad. Luego prosigue con "The Last In Line", esa canción que Ruddy Sarzo quería tocar sobre la tumba de Fidel Castro y ahora ya no podrá ya que Dio se nos fué. Este genial medio tiempo tiene un aire a historia que fascina. Tiene ese aire como de civilización perdida que se podía ver ya en "Stargazer" con Rainbow y se puede percibir en la portada de este disco. La parte instrumental es sensacional, es una canción que va como progresando a base de martillazos de guitarra, bajo y batería.


El tercer corte es "Breathless", otra contribución donde destaca el solazo que se marca Campbell y también el ritmo que tiene Dio para ir encadenando melodías diferentes, con parones y acelerones. Es que el tío llena las canciones con su entonación. Para cortar la respiración es "Speed At Night". Yo creo que Dio, solo o acompañado no ha hecho algo tan heavy en su vida. El riff cañón de inicio, el estribillo que corta como un cuchillo, el solo frenético de Campbell, la base rítmica completamente enloquecida, ufff, vaya temón.

Luego tenemos un medio tiempo intenso realmente prodigioso como es "One Night In The City". Está dominado por unos riffs como arrastrados que le dan al tema su fuerza sin necesidad de entrar a degüello. Me gusta hasta el interludio ese con los teclados ochenteros jaja. "Evil Eyes" es una enciclopedia sonora de heavy metal clásico donde las haya, qué caña mete desde que empieza. Y está como por ahí perdida. El "Rainbow in the Dark" revisited podría ser "Mystery", el punto comercial del disco, pero está realmente inspirado gracias a la voz y entonación de Dio, y donde se utilizan más los teclados con un inicio que recuerda un poco a los Who. Y pensar que esta maravilla era tenida por comercial entonces. Joder si cambian los tiempos.


"Eat Your Heart Out" nos devuelve al heavy si es que alguna vez salimos de él y nos lleva por un temazo lleno de enérgicos cambios de tiempo.A destacar la cacho base rítmica porque le mete a la canción unos subidones que son la ostia. Y finalmente el tema apoteósico, el punto final de la ópera con "Egypt (The Chains Are On). Con la que está cayendo ahora por allí te pones esta canción y tiene un sentido de actualidad cojonudo. En lo musical es un tema pausado, con toques orientales que recuerda un poco a todo el flipe que había en la época en el heavy por esa temática (el Powerslave de Iron Maiden es un ejemplo buenísimo). No puedes evitar imaginarte la gente que sale de la portada arrastrada por cadenas, como sugiere el ritmo de la canción. El cambio cortante del medio, con esos interludios de silencio y la entrada del solo, corta realmetne la respiración.

Y así acaba The Last In Line, un disco de su época, ni largo ni corto, como tiene que ser, y que es la esencia destilada del mejor Dio. No conozco un disco de Dio, de Black Sabbath o de Rainbow con una colección más lograda de himnos que esta.

Comentarios

  1. A 4,95 el disco en amazon, madre mía, baratuno baratuno. Nio en la serie media del carrefur.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario