Michael Schenker - (2011) Temple of Rock

Michael-Schenker-2011-Temple-of-Rock


por: Jalbreaker

     Desde luego quién nos iba a decir que, después de que hace poco más de un lustro en el que parecía que la leyenda había tocado fondo, este nuevo disco parece afianzar el buen momento que parece estar atravesando Michael Schenker con un proyecto de banda más que interesante, y es que a los seguidores de la banda les tiene que encantar el buen rollo que hay con el desfile de antiguos miembros que discurre por sus líneas, en las que las estrellas van y vienen, comparten disco, se alternan en giras, y todo ello sin infantiles luchas de egos para arañar unas migajas de protagonismo.



     Y es que lo que en principio iba a ser un disco de Michael con Pete Way y Herman Rarebell en un proyecto llamado "Strangers in the Night", acabó en un disco en solitario con un puñado de estrellas y grandes temas que interpretar, no obstante, la última adición de uno de los productores de moda en Europa y también vocalista, Michael Voss (Mad Max, Casanova entre otros), ya hacía presagiar algo bueno y finalmente así fue.

     Si después de la típica intro, con ese rollo épico (parece que vayan a salir los Manowar de repente) que tan de moda están últimamente, no pones el culo en movimiento será que este disco no está hecho para tí, ya que en "How Long" tenemos un excelente tema de Hard Rock, riff taladrante en una atmósfera frenética que te cala hasta los huesos, una apertura perfecta que al menos para servidor supone de los mejores temas del disco, con lo que es sencillo adivinar si vamos a terminar rezando en este Temple of Rock.


     Siendo honesto, los dos temas que siguen no me apasionan precisamente, temas correctos y entretenidos a medio tiempo, que se quedan un poco cortos en comparacion con el resto del disco, tal vez cuestión de gustos personales, pero el estribillo de "Fallen Angel" resulta un poco soso, y en "Hanging On" aun gustándome bastante más como tema, me descolocan esos teclados que lo edulcoran en demasía.

     De todas formas es algo transitorio, en un momento se levanta el espíritu del disco con "The End of an Era", un gran tema de lo más rápido y heavy del disco, con un Michael Voss como hace tiempo no se oía. Lo sigue "Miss Claustrophobia", otra de las joyitas del disco, un medio tiempo con una gran atmósfera, melodía frenética seguido de riff pesado que culmina en un estribillazo, para enmarcar.


     Es el momento de la baladita del disco,"With You", un tema que abre con una bonita melodía pero acaba resultando algo largo y sin gancho, tampoco es de mis favoritas del disco precisamente, al contrario que "Before the Devil Knows You're Dead", un temazo sublime con un aire a Dio brutal e interpretado de manera magistral por Doogie White. Una intro tranquila nos introduce de repente en "Storming In", seguida de un cambio brusco que da un vuelco al tema tornándolo en otro temazo donde Michael Voss vuelve a brillar con luz propia.

     Con "Scene Of Crime" nos encontramos ante un tema un tanto extraño, algo experimental introduciendo álgun instrumento atípico, pero sorprendentemente resultando en una canción con bastante ritmo. Y si de ritmo se trata, "Saturday Night" es uno de los temas más típicos y comerciales del disco, un single idóneo de esos con marcha y estribillo coreable al que sucede "Lover's Sinfony", tema que recupera al mítico Robin Mcauley en un ejercicio de Hard Rock fresco, de riff entrecortado y buenas líneas de voz a su cargo que sin duda son lo mejor del tema. Y cerramos el disco con "Speed", de nuevo con Michael Voss a las voces, un tema resultón de riff pesado y buenos fraseados que se compaginan de forma muy efectiva, pero que desafortunadamente resulta en un estribillo sin demasiada chicha, manteniendo el buen nivel del disco pero sin ser de lo más destacable.


     En definitiva, nos encontramos ante uno de los mejores discos del pasado 2011 que a buen seguro convencerá a los seguidores del mítico guitarrista, un buen puñado de temas para recordar enmarcados en un disco que roza el notable, con sabor fresco y reafirmando el definitivo (re)asetamiento de Michael Schenker en la primera línea de nuevo.

Comentarios