Slash - (2012) Apocalyptic Love


por: Jalbreaker

     Slash contraataca de nuevo para asentar su carrera en solitario (si es que el tipo necesita consolidar algo a estas alturas), esta vez con un proyecto de banda más sólido e igual de compacto, en el que tras el éxito cosechado tras los temas del disco anterior y la consecuente gira con Myles Kennedy voceando, se establece al chaval como cantante definitivo del grupo, restándose parte de la frescura que le daba la variedad de vocalistas a su anterior placa pero reforzando la sensación de banda, necesaria sobre todo para defender los temas de cara al directo.


     Como una vorágine de rock 'n' roll clásico, moderno a su vez y ecléctico, se descorcha este Apocalyptic Love con, sopresa!, "Apocalyptic Love", un señor temazo para abrir boca, Slash brillando por todo lo alto desde el primer momento y Myles impregnando las melodías con su carisma vocal, voz personal que lejos de ser el cantante definitivo que parece que muchos han descubierto en él, sí casa a la perfección con el estilo del hombre del sombrero y, tampoco vamos a mear fuera del charco, pues el chaval brilla en el álbum y se defiende en directo.

     Nos sigue el ritmo vocal frenético de "One Last Thrill", en la misma onda pero desprendiendo un aroma angelino vacilón que desemboca en el ritmo hipnótico de "Standing in the Sun", tema sólido para relajar parcialmente el shock inicial y dar paso al single, "You're a Lie", riff vacilón con Myles defendiéndose cómodamente en tonos medios, para subir en el puente y explotar en un estribillo duro ... "Lie!":


     El disco discurre ahora por derroteros más discretos, con la melódica "No More Heroes", transición para llegar a "Halo", otro buen tema eso sí, de gran riff, que nos lleva al medio tiempo "We Will Roam", donde Myles brilla con luz propia. De repente una intro de guitarra clásica nos dispara otro de los trallazos del disco, "Anastasia", con un punteo que al menos a servidor le pone los pelos como escarpias, para meter detalles marca Slash en el tema que según sus propias palabras será de los más difíciles de interpretar en directo.



     Slash nos adentra sutilmente en "Not for Me", con Myles apareciendo en escena con mayor sutileza aún en un medio tiempo dentro de lo que ya podríamos empezar a considerar característico del grupo. Y ya empezamos a enfilar la recta final del disco, con "Bad Rain", tema con buen riff y estribillo algo pegadizo, aunque se queda en un ensayo comparado a "Hard & Fast", vuelta a las guitarras desenfrenadas en las que no es difícil dibujar a un hipotético Axl haciéndose cargo de las estrofas, sin desmerecer al señor Kennedy, pero ya se sabe, nostalgia y bla bla bla, que a uno se le acentúa en temas de estas características.


     La discreta balada "Far and Away" supone una agradable transición (sin mucha chicha, todo hay que decirlo) hacia el último tema, "Shots Fired", tema cañero de riff taladrante y con buen estribillo, poniendo punto y final (si no tenemos bonus tracks de por medio) a la extensa nueva entrega del hombre de la Les Paul y sus conspiradores.

   

     No soy muy partidario de hacer los discos largos, con unos 10 temas y 45 minutos suele haber más que suficiente para que los discos tengan ese componente adictivo que te hacen pincharlos una vez tras otra, evitando así meter los tan de moda temas "de relleno", que son completamente prescindibles y le restan brillo al disco en conjunto. Quitando unos 3 temas habríamos tenido un conjunto más redondo pero aun así obviamente el resultado final es bastante bueno, con sus momentos brillantes, Slash está en plena forma y parece haber encontrado el camino por el que se conforma la identidad del grupo, que siendo realista y un poco cabrón, holga decir que le mete unos cuantos bailes a los actuales Guns 'n' Roses. Axl Rose, ponte las pilas.

Comentarios