Pride of Lions - (2012) Inmortal

Pride-of-Lions-2012-Inmortal


por: Innuendo

     Bueno, tengo el honor de hacer la review del último LP de uno de los mejores grupos que ha dado el rock melódico: Pride of Lions. Se han tomado su tiempo para volver con algo nuevo, pero ha merecido la pena la espera. A estas alturas lo tengo claro: el A.O.R. se llama Jim Peterik. No solo ha contribuido a definir el género con Survivor, en aquél momento clave entre finales de los 70 y comienzos de los 80, sino que ha sabido darle un nuevo impulso con Pride of Lions, reciclando el género, haciéndolo sonar contemporáneo pero sin despegarse de las raíces. Eso lo podemos comprobar en cualquier obra de Pride of Lions, desde el homónimo al The Destiny Stone, pasando por el The Roaring of Dreams y llegando ahora a este nuevo lanzamiento: el genial Immortal. ¿Qué es Immortal respecto a los tres anteriores? Pues muy rápidamente: igual de bueno, con un sonido más actual (menos máquina del tiempo que los anteriores, si me entendéis) y un pelín más de melodía y menos de fuerza. Más o menos del palo de The Roaring of Dreams en cuanto a "tranquilidad", pero con un sonido y una producción más "puesta al día".


     Pero, volviendo al tema, si hemos dicho que Jim Peterik es el AOR, Toby Hitchcock es la voz. Madre mía, este señor es que canta como un ángel, interpretando los temas con una maestría y una dulzura en las melodías que si no te llega el corazón es sencillamente porque no tienes uno.

 

    Todos los discos de Pride of Lions empiezan con un tema vitalista y animado -imposible no recordar ese genial "It's Criminal" del primer disco-, y este Immortal no es una excepción, en este caso con la canción que da nombre al trabajo. Después tenemos el single del disco, "Delusional", canción de motivación y superación donde las haya. Han sacado un vídeo promocional muy en esa línea, que empalaga como un kilo de merengue, pero qué gustazo nos pegamos los heavies de vez en cuando con una sobredosis de azúcar. La verdad es que sinceramente no me parece la mejor como presentación, pero cumple perfectamente para transmitir el mensaje que pretendían.

     

     Seguimos con un medio tiempo baladero que se llama "Tie Down The Wind", muy característico del AOR más engalanado y con intensos fraseos de guitarra. "Shine On" es parecida en estructura, algo más movidita pero también algo más predecible. Quizá la principal pega que tiene el disco es que tarda mucho en arrancar o, mejor dicho, que acumula el material más ñoño en la primera parte, con excepción de "Immortal". De hecho, la quinta canción es una balada, "Everything That Money Can't Buy". Vaya por delante que las baladas de AOR, aunque pueda parecer contradictorio, no suelen decirme mucho. Siempre las veo demasiado esquemáticas y en algunos casos suelen dejarme completamente frío.Pero este "Everything That Money Can't Buy" es otra cosa. Es una auténtica preciosidad que realmente llega, con un estribillo que removería el lacrimal hasta a un marine. Puede que sea la mejor balada que he escuchado en años. Y ya estamos metidos en lo bueno con el sexto corte, "Coin of the Realm", el mejor del disco para mí, que es Survivor en estado puro. Me encanta esa base rítmica con protagonismo del bajo porque me devuelve a los primeros ochenta y como no, a ese "Eye of the Tiger" imperecedero. Es una de esas "canciones Fama", como siempre me gusta decir -en honor a la serie de TV que tantas canciones de este palo nos deparaba-. Tras otra balada celestial llamada "Sending My Love", es tiempo de atizar un poco más las guitarras. Los solos rápidos y virtuosos están presentes en "Vital Signs", canción con un sello 100% Peterik, que nos lleva a otra de las joyas: "If It Doesn't Kill Me", donde se demuestra toda la clase y elegancia de la que es capaz Pride of Lions, especialmente en el estribillo, de esos pegadizos y que le suben la moral al tío más penas. Y es que lo que no nos mata nos hace más fuertes, sí señor. 

     

     De nuevo nos ponemos el esmoquin y pedimos un baile lento con "Are You the Same Girl", pero advertimos que la despedida del disco no va a ser ninguna moñada intraascendente, sino que se trata de "Ask Me Yesterday", hard rock melódico con una pegada enorme. Si es que han dejado lo mejor para el fnal, vamos. No puedo decir que sea mejor que los anteriores, pero tampoco peor. Mantienen el nivel perfectamente con este Immortal.


Me ha gustado: lo de siempre en esta gente: una etiqueta y un pedigrí que nadie puede igualar en su terreno. Rechace sucedáneos.

No me ha gustado: orden del tracklist inapropiado, tarda mucho en arrancar. Me hubiera gustado también un poco más de "Ask Me Yesterday" y un poco menos de "Shine On"

No te pierdas, por este orden: "Coin of the Realm", "Everything that Money Can't Buy", "Ask Me Yesterday", "Immortal", "If It it Doesn't Kill Me".

Comentarios