Great White - (1984) Great White

Great-White-1984-Great-White


por: Jalbreaker

Y fue en 1977 donde Jack Russell conoció a Mark Kendall "The Great White" para , junto al bajista Don Costa (futuro Ozzy) y el batería Tony Richards (futuro W.A.S.P.), formar Dante Fox. Al tiempo el grupo cambió su nombre a sugerencia del manager a Great White, y el resto es historia, pero como la historia está muy mal y poco valorada estos días, recordaremos cómo era el debut de una de las bandas más  delicadas y personales que dió la escena angelina.

Great-White-1984-I
Pero no hay lugar para sutilezas en Great White, a pesar del cambio que ya se empezó a hacer patente en su segundo disco Shot in the Dark, posiblemente el mejor de su discografía, este debut ofrece un Hard & Heavy puro y duro donde ya se empiezan a ver destellos de lo que más tarde potenciaría Kendall, en un contexto rudo y potente que marcaba la escena angelina a comienzos de los años 80.

La conquista fue rápida y sencilla, con semejantes cartas no era para menos, EP en 1982 Out of the Night con 5 canciones que luego formarían parte del disco que nos incumbe, y en apenas dos años de patear clubes y moverlo por las radios, fichan por EMI para publicar lo que sería oficialmente su primer larga duración, Great White, lo que pronto les lleva como teloneros tanto de los Whitesnake del Slide It In y como los Judas Priest del Defenders of the Faith.

Y vamos entrando en materia, que se nos va el vino en catas, aunque una cata guiada por el mismísimo Michael Wagener, culpable de parte de los éxitos de Dokken, Accept, Stryper, Poison, Metallica, W.A.S.P., Warlock, White Lion, Alice Cooper, Bonfire, Skid Row, Extreme, Saigon Kick, Mötley Crüe, y en los últimos tiempos, Striker... se puede ofrecer alguna garantía más? Pues no señores, el trallazo "Out of the Night" pone las cartas sobre la mesa y nuestra cabeza patas arriba, si no estás dispuesto a jugar duro, puede que ésto no sea para tí... "Your mama told you baby"...


Con el medio tiempo "Stick It", que luego daría nombre al disco en su reedición francesa de 1999, chocamos con un medio tiempo que deja un hilo del que más tarde tirarían para fabricar medios tiempos, pero con el filtro agresivo y potente que nos atañe en un tema que nos invita a dejar nuestras tristes vidas cotidianas para vivir por el Rock 'n' Roll coreando "Stick It"!!!, del cual se grabó un videoclip:


El que más o menos haya seguido a Great White ya sabrá de su admiración por los grupos de Rock de los 60's y 70's, habiendo firmado algún disco de versiones donde honran a todos ellos e incorporando alguna de ellas en sus discos, como el caso del "Substitute" de The Who que remozan con una energía inédita y que también emplearon para promocionarse grabando un videoclip:


Y volvemos con "Bad Boys" a sentirnos chicos malos entre riff cortante y letras de reivindicación personal, muy de moda en la época, pero ojito al interludio tranquilo del minuto 3 y como termina... como escarpias oiga! Agarraos que vienen curvas, un riff aplastante abre "On Your Knees", un tema penetrante (y no sólo en lo músical) que nos hace sentirnos como el rey de la colina con hordas de churris a nuestros pies... cosas de los 80 en un temazo con coros del mismísimo Don Dokken. Con "Street Killer" no sabes muy bien si estás escuchando Great White o Metallica ha cedido parte de su repertorio en la intro del tema, un tema duro y peligroso, de los que huelen a misterio y tragedia, un aviso para que mires por dónde andas porque él, te está observando. Por cierto, mención ya de una puñetera vez a Jack Russell que está incomensurable en el disco.
Great-White-1984-II

Como una paranoia del inframundo frasea "No Better than Hell", medio tiempo guiado por líneas de bajo rodeadas de una atmósfera depresiva, contraste lírico con "Hold On", que empieza muy Dokken en un tema de carácter luchador que invita a aguantar las malas rachas. Volvemos al lado oscuro del grupo con "Nightmares", increíbles líneas de guitarra y bajo que a buen seguro podrán quitarnos el sueño con su frío aroma . Y cerramos con un tema rápido y opresivo, "Dead End", un tema que se establece como la última alternativa, como "el final de la línea"... "Can't Take It No More".

Y nada, hasta aquí llega el repaso a un disco que hoy día ya podríamos considerar "de culto", olvidado en el tiempo y por la propia banda, ya desde sus años mozos, pues poco o nada han venido tocando de él en directo en los últimos 20 años, un pasado con el que rompieron hace tiempo pero que aún sigue ahí, en una delicia de 10 temas impecable de principio a fin. A disfrutarlo!

Comentarios