Van Halen - (1978) Van Halen

foto-van-halen



Y con ellos llegó la fiesta...no se me ocurre otra manera de empezar de hablar de un grupo que rasgó el rock que existía a finales de los 70 y que principalmente dio un salto cualitativo y revolucionario a la manera de tocar la guitarra en aquella época. Ellos son Van Halen y con su primer disco demostraron que tenían los bemoles y el talento para estar en el olimpo de los grandes del Rock. 

foto-van-halen-1978-1Nos vamos a principios de los años 70 para encontrar a Eddie y Alex Van Halen, hijos de un matrimonio holandés que emigro en los 60 a la ciudad de Pasadena (California) . Los dos hermanos son inculcados por su progenitor en el amor a la música clásica y al piano, el cual influirá y complementará su formación en la guitarra y batería de estos dos genios. Y cuatro años más tarde fundan un grupo al que se une el estrambótico David Lee Roth como frontman y el bajista Michael Anthony. Tras dos años cosechando cierto grado de éxito por los clubes nocturnos de Los Angeles, consiguen que el propio Gene Simmons tras ver uno de sus shows financie una demo del grupo, incluso la presenta a la discográfica de Kiss pero no aceptan grabarles un primer debut serio. 

No obstante se rumoreaba que un diamante en bruto andaba suelto y era cuestión de esperar la oportunidad, que poco más tarde llegó. Mo Ostin ejecutivo de Warner Bros junto al productor Ted Templeman tras ver un concierto de ellos en el club Starwood de Los Angeles les ofrece un contrato para empezar ya a hacer historia, y asi en 1978 llegó el primer disco de estos máquinas. 


Instrumentalmente el álbum esta a años luz técnicamente hablando de lo que habia en la época, quizás hoy en día es complicado verlo así, porque todo esto ha sido superado por los guitarristas actuales, pero no hay mas que escuchar "Eruption" (mejor verlo en el vídeo) y comparar con cualquier tema de mitad de los 70. El repertorio magistral de Bendings, Palancas Largas que hacían arder el puente y especialmente Tappings no habian sido recogidos hasta ese momento. Como curiosidad se cuenta que esta última técnica que Eddie defiende como suya, ya habia sido llevada a cabo por otros guitarristas anteriores al holandes. Sin embargo nadie la elevó a la velocidad y virtuosismo del guitarrista de Van Halen.

foto-van-halen-1978-2
Históricamente es uno de los discos más vendidos de la historia del rock, acumulando más de 10 millones de copias vendidas. A su promoción colaboró una exitosa gira como teloneros de Black Sabbath en los tiempos en los que los de Birmingham empezaban a andar faltos de oxigeno tras una década de excesos y desmadres. Dicen las malas lenguas que el estilo festivo y alegre unido a la técnica desmesurada de Van Halen acabo de enterrar y separar a unos Sabbath y especialmente a un Ozzy que andaba perdido por la vida.


Si nos metemos a diseccionar el álbum descubrimos un sonido espectacular setentero que sorprende por ser grabado en estilo "Directo en Estudio" y al que después se le añadieron una serie de efectos primigenios que luego aparecerían durante todos los 80, decisión tomada por Donn Landee (ingeniero de sonido) y que le dio un toque más espontaneo y rotundo.

Tras un efecto inicial de claxon nos metemos de lleno con "Running with the Devil" un tema fiestero lleno de ritmo que nos desemboca en "Eruption" autentica leyenda entre los solos que tanto influenciaron a posteriores guitarristas. Con el Cover del "You Really Got Me" de The Kinks lo bordan dandole un toque trallero que le queda que ni pintado, y es que en referencia a los clásicos hay que decir que durante toda su historia Van Halen solía versionar en concierto temas famosos del Rock and Roll de los 60 y 70. "Ain´t Talkin´ bout Love" es para mi gusto el mejor tema del disco, un esencial del Hard Rock. Llegando al ecuador, se puede saborear el rock and roll clásico con "I´m the one", y nos vamos a un medio tiempo más relajado con "Jamie´s Cryin".


Llegados a este punto me parece justo hablar también del papel de "Diamond" Dave Lee Roth, que si bien no es mi vocalista preferido (pese a que los dos compartimos afición por el Alpinismo) cumple con su papel, aún sin ser un superdotado vocalmente. Otro asunto es el directo donde el tito Dave se convierte en un animal y se come todo lo que se le pone delante gracias a su personalidad pomposa y extrovertida. Aunque la guitarra de Eddie fuera la responsable del éxito de Van Halen, un gran bloque de ese edificio fue ese camaleonismo de Diamond Dave y que a la larga trajo roces por cuestiones de ego entre guitarrista y frontman que al parecer desembocaron en la salida de éste de la banda.

foto-van-halen-1978-3
Pero volvemos con los fraseos de guitarra entre líneas de percusión y solos estratosféricos como el de"Atomic Punk", repleta de coros y buen rollito o el de "Feel Your Love Tonight" también festiva y movida para despues cambiar de tercio con "Little Dreamer" que no logra esconder una gran influencia bluesera y un riff funkiano que se te mete en tu cabeza sin piedad. Esto parece un partido de tenis, se pueden observar un montón de estilos alternándose y el acierto de Eddie Van Halen al llevarlos a su terreno guitarrero de manera magistral. Otro ejemplo de esto es la vuelta al rock clásico y al boogie con "Ice Cream Man".

Cerramos el disco con "On Fire" otra oda a la velocidad, las escalas y los detalles técnicos sobre las seis cuerdas. Tralla de la buena en su fase final que te deja con cara de , ¿¿¿Ya???


En definitiva pedazo de disco que cambio el mundo metálico tal y como lo conocemos, aunque resulte curioso que mucha gente no le de a Van Halen el merito de haber sido esa piedra angular en la que supieron consultar e inspirarse guitarristas tan dispares como Paul Gilbert, Dimebag Darrell, Steve Vai o Zakk Wylde. Es importante recalcar un aspecto importante y no mencionado hasta ahora y es que también la banda californiana fue abanderada en practicar un estilo diferente al del Rock de los 70.Para algunos fueron precursores del Hair Metal o Glam Metal posterior, yo más bien diría que hicieron del Rock una juerga en cada show, y cambiaron las actitudes más formales, serias o incluso en algunos casos tétricas de la decada anterior por un estilo más alegre y desenfadado, revistiendo su canciones con una temática abierta y canalla sobre la diversión, alcohol o la fiesta.

Ellos son Van Halen, mito y leyenda, no dejen de escucharlos.


Comentarios

  1. Pedazo de grupo y pedazo de disco. Seguramente aquí en España no tienen el reconocimiento que se merecen pero desde luego, esta música no seria la misma sin la aportación del genial Eddie. Gran crítica, por cierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, impensable concebir el hard rock ochentero sin Van Halen, el rollo fiestero, esos solos... Desde luego que en España igual los tenemos bastante olvidados, pero no sé, con algún buen complemento igual podrían encabezar perfectamente algún festi.

      Eliminar
  2. Gracias Norum me alegra que te haya gustado. Pues sí, sería cojonudo verlos de gira o de cabeza de festi por nuestro país, pero no sé si algun promotor se arriesgaría con lo jodido que tenemos ultimamente el mundillo de los conciertos por aquí, parece que nadie quiere venir a vernos ;(

    ResponderEliminar

Publicar un comentario