Oker - (2013) Culpable

Oker-2013-Culpable

por: Jalbreaker

Ya hemos repasado previamente la historia de Oker en nuestra sección de Rock Nacional, sin embargo, por pereza, dejadez o falta de confianza en el producto patrio, puede que alguno se esté perdiendo la oportunidad de disfrutar de una de las mejores bandas que han salido en los últimos años en esta tierra yerma de buen heavy metal, clásico y como Dios manda, copón.


Eso es lo que hacen Oker, la rueda ya está inventada y lo suyo es el heavy clásico, ochentero a rabiar, sin sitio para innovaciones ni moderneces, y es que hay muchas reminiscencias de grandes grupos que se van pillando cuando escuchas un disco de Oker, momentos más Barón, Obús, MuroÁngeles, Santa y por qué no, Maiden o Priest, lo que está claro es que saben muy bien por dónde quieren ir y a qué quieren sonar, y que se me caigan las greñas si lo que hacen no lo hacen bien.

Desde que empezaron con el EP Dale Caña en 2009, pasando por Burlando a la Muerte y finalizando con este Culpable, vamos viendo como dentro de su marcado estilo ochentero van puliéndose como músicos, perfeccionando la técnica y arriesgando más en la composición, con una colosal Xina, probablemente la voz más en forma que tenemos en el panorama ahora mismo. Y es que su rabia encaja como un guante en el estilo macarra de unos Oker que gracias a ella meten un salto cualitativo bestial, que me perdonen el resto de músicos, pero es que esta chica desayuna leche con tachuelas, su técnica y potencia están muy por encima de la media convirtiendo hasta el tema más discreto del disco en algo digno de prestarle atención.


Entrando en la tostada, empezamos con un "Vuelvo a Resurgir" potente y rabioso, impresionante labor vocal de Xina, aunque con demasiado doble bombo de por medio, que no es que me moleste, pero una de las cosas que no me entusiasma del disco es la distribución de los temas, ya que parece que han apilado los más machacones al principio encontrando más variedad en la segunda mitad del disco, es sólo una apreciación personal, pero sin ser malos temas en absoluto sí que se hace un poco largo el arranque del disco, y eso que ahora vamos a tope con un "Culpable" tremendo, rítmicamente aplastante, un solo muy Barón y coros machorros de esos que nos gustan a nosotros, toda una declaración de principios que nunca está de más hacer, aunque tampoco conviene abusar de esta temática ya que se puede caer en la impresión de transmitir poca seriedad.


Más que nada es que el siguiente tema se llama "Heavy Metal", otro temazo guapo con Silver de Muro colaborando, gran parte intermedia antes del solo y que hace imposible dejar de intentar desgañitarse con el "que me corre por las veeeenaaaaaaaaaaaaas"... brutal, pero dos temas seguidos hablando de lo mismo, como digo, no creo que sea lo más acertado, y es que en el apartado letrístico aún falta algo de madurez, y que conste que me mola el rollo de letras macarras, que uno adora el "Girls, girls, girls" de los Mötley como el que más, pero en castellano tenemos la losa de entenderlo todo y nos volvemos más sibaritas, y el cuadrar la métrica con calzador en algún momento puntual o ir al recurso fácil como en "necesito tu calor, eso es lo que quiero yooooo"...son detalles en los que hay que trabajar para seguir avanzando en la magnífica trayectoria que van acumulando a día de hoy.

"Nunca lo Fuiste" es un tema bastante machacón que se ve pronto dejado de lado por "Qué Más Da", una tregua entre tanta tralla donde a base de riff entrecortado la Xina se pone seductora, variando su registro para cantar en un tono más cómodo y sensual con una letra directa al grano y alguna exhibición que otra como es costumbre, que nunca estan de más."Prejuicio" empieza con una batería protagonista que se echa el tema a las espaldas, mucha mala leche con una Xina endemoniada y un estribillo brillante, un tema algo denso que con las escuchas se vuelve más y más interesante.


Y ahora empieza lo bueno, siento si suena tajante, pero "Último Adiós" es el mejor tema que Oker han grabado y grabarán jamás, simplemente impresionante, un tema in crescendo que no hace mas que ganar intensidad en sus tres tamos, el baladero, medio tiempo, y la caña, un tema que te lleva por donde quiere y digno de poner junto a un "Al Otro Lado del Silencio", "Hijos de Caín", o lo que os salga de bolo, escuchad y sentir, porque aquí se encuentra la joya del disco y ojalá me equivoque, pero la magia que desprende esta canción es complicada de repetir.

No contentos con ponernos los pelos como escarpias ahora nos parten la cara con un tema instrumental como "El Rugir de los Convictos", con gente de Steel Horse, Ciclón, Wild Lizzies, colaboraciones granadas del panorama patrio que resultan en un tema entretenidísimo, que servidor no es mucho de instrumentales, pero aquí han dado con un equilibrio entre melodía, velocidad y técnica más que interesante.

Irresistible ese "Corre", de corte más rockero con su riff entrecortado y un estribillo brutal, fuerza y energía para superar con rebeldía la mierda de futuro que este mundo nos brinda, y antesala de una preciosista "Vallecas", que ante la sorpresa de calidad en la letra e investigando un poquillo, encontramos que forma parte de la banda sonora de La Estanquera de Vallecas compuesta por Patxi Andion, que a pesar de reproducir fielmente la original la hacen completamente suya con ese toque jebitron que les caracteriza, poniendo un buen colofón a un buen disco, que si la cosa no se tuerce, augura una buena carrera por recorrer a los madrileños.

Comentarios