Kiss - (1976) Destroyer


portada-destroyer

Por Punisher:

Y nos vamos a los bonitos 70, para hablar de los demonios de carne y hueso, los artistas del show, la sangre y el espectaculo.Que suba el telon para los neoyorquinos Kiss y su Destroyer que acabó por destruir todo lo que tenian por delante, pero...¿Siendo fieles a sus comienzos o algo cambio en la esencia del grupo?

foto-kiss-1976
Como tantas otras grandes bandas, llegan momentos en los que hay que plantearse si tu música es infinita o por el contrario intrascendente y si es necesario romper fronteras para llegar a una audiencia más masiva, sin tener en cuenta que quizás en este proceso pierdes parte de la magia que te llevo a la cima. Kiss andaban justitos, habian sacado 3 albumes tras su debut en 1973, y si bien para los que nos gusta el buen rock fueron grandes trallazos donde encontramos clásicos como "Rock and Roll all nite", el resto del mundo no lo tenía tan claro. Así que grabaron su primer Alive y dejaron sorprendidos a todos. Se comentaba en los circulos del sector que Kiss tenía un directo brutal,pero nadie apostaba más alla de su discográfica Casablanca Records, que estuvo a punto de irse a pique. Pero el éxito de este directo, refloto un poco la nave.

Tocaba dar un golpe de mano y afianzarse como una gran banda, y para ello contaron con el famoso productor Bob Ezrin que habia trabajado anteriormente con Alice Cooper, (artista que influencio de una manera intensa el caracter teatral y circense de Kiss) y con él decidieron que darían un tono más domado y aperturista al conjunto de temas de su nuevo álbum.

Hablar de Destroyer es entrar en el terreno de la polémica. Para algunos fans esta considerado el mejor disco de la banda, y el que los llevo a girar por Europa y en definitiva a dar el salto al estrellato. Para otros pierde el caracter puro de sus primeros discos y aunque cuente con varios de sus más importantes hits tiene entre sus filas algunos cagarros que lo convierten en un disco irregular o incompleto. Así que dispuesto a poner un poco de claridad en el asunto vamos a diseccionar el vastago de los neoyorquinos.

De primeras nos encontramos una portada espectacular en la que los cuatro miembros de Kiss salen en primer plano saltando encima de un montón de bloques de piedra. Si hacemos memoria ¿¿no os recuerda a algo ya visto???, Si es así seguramente estareis pensando en el Fighting the World de Manowar. Pues bien no vais desencaminados, porque el dibujante es nada menos que Ken Kelly el mismo que más tarde fué ilustrando los discos de los guerreros del Metal.


Pero ya ponemos la música en el reproductor y nos aparece la intro que antecede a "Detroit Rock City" que personalmente me descompone pero comienzan los acordes de este temazo de Kiss del que poco que objetar, me encanta Ace Frehley, el bajo de Simmons rellenando huecos y dandole empaque, que bien suena todo. Un clasicazo del Rock que nos han dejado para la posteridad.

"King of the night time world" se nos presenta como un tema pegadizo, con un estribillo lapa. Nunca ha sido de mis preferidos, pero tampoco de los más denostados, me parece que a veces pecan de cierta simpleza. Tampoco son unos hachas del instrumento,(nunca mejor dicho) pero son Kiss y los queremos igual.

foto-kiss-1976
Continuamos el viaje sintonizando la dulce melodia demoniaca en la que Simmons toma su papel de angel del Averno y se lanza a cantar este "God of Thunder" lleno de caos y malignidad, que contrasta fuertemente con el piano de "Great Expectations" tema con vocación a himno pero que no acaba de encajar. Muy orquestada y epica, pero que no sé si cumple su papel de balada en el conjunto general del disco.

"Flamming Youth" sopla con aire setentero que me recuerda un poco a The Who, un tema bastante majo. Y como no podría faltar en este tipo de gente tenía que haber alguna leyenda urbana que meto aquí para amenizar un poco el percal. Pues bien, resulta que en el siguiente corte "Sweet Pain", alegre y tampoco excesivamente excelente, Ace Frehley andaba liado con una partida de cartas, y como la cosa al parecer le debía ir bien, decidio que mejor seguir y que si eso que grabara otro, que el mozo no estaba por la labor. Así que el bueno de Dick Wagner, guitarrista de Alice Cooper y colaborador de Kiss se encargó del asunto. Una mera anécdota amarillista.

Lo interesante es que viene como un tornado "Shout it out Loud", tema típico de los de New York, muy en su estilo fiestero, gran canción que engrandece el disco y que encontramos habitualmente en el set-list de la banda aún 30 años mas tarde


Y llegamos a la segunda balada del disco con "Beth", tema cantado y compuesto por el batería Peter Criss. Precioso, con unos arreglos de cuerda formidables y que si llena con solvencia el lugar de tema romanticón. Una maravilla

Así las cosas, nos queda la traca final, y estos señores de pinturas no fueron tontos, se dejaron los probablemente mejores temas para el inicio y final del disco a fin de que se nos quedara un buen sabor de boca, y "Do You Love Me" cierra con mucho arte. Otro de los grandes temas esenciales de Kiss.



En definitiva un gran disco, que quizás como he dicho anteriormente en momentos puntuales puede llegar a defraudar en algun que otro tema de relleno. Pero aún asi merece y mucho la pena darle unas escuchas a estos locos que llevan una eternidad dandonos espectaculo y Rock and Roll del bueno.

Comentarios