Pantera - (1990) Cowboys from Hell

cowboys-from-hell


A veces en el mundo de la música como en el del Metal hay un momento de inflexión en el que una obra maestra enseña el camino a seguir, muestra el progreso hacia otros destinos que más adelante seguirán entrelanzandose generando estilos y artes nuevas. Aquí estamos ante uno de esos momentos en los que el genio de un reducido grupo de personas es capaz de dar un vuelco a las leyes del juego y empezar de cero con una fuerza arrolladora. Hoy toca hablar de los tejanos Pantera y su Cowboys from Hell 


foto-panteraCreo que es necesario comentar y que seguro será una sorpresa para alguno que otro que el disco que nos ocupa no fue el debut de Pantera como muchos piensan, sino que hubo una época anterior a este Cowboys from Hell en la que el grupo navegó por las aguas del Glam-Metal tan de moda en la primera parte de la década de los 80. Lo importante es que se dieron cuenta que aquello no les funcionaba, contrataron a un tipo con muy mala pulgas llamado Phil Anselmo y se marcaron un cuarto álbum de transición llamado Power Metal (aquí podéis ver la crítica), que rompía con lo hecho anteriormente y dejaba la semilla plantada para la avalancha que vendría después. 

Una anécdota de esta época que queda como una cuña entre los dos discos es la cuasi admisión de Dimebag Darrell en Megadeth, frustrada por la condición de que también fuera incluido en el pack Vinnie Paul, su hermano y batería en Pantera. Pero nuestro querido Dave Mostaza renunció a estas pretensiones debido a que ya contaba con Nick Menza en los parches y así fue elegido en última instancia Marty Friedman para ocupar la segunda guitarra de la alegre charanga de Mustaine. 


Y bueno ya nos vamos a meter a psicoanalizar a estos Vaqueros del Infierno. 

Para abrir boca tenemos nada menos que uno de esos temazos que solemos ver en toda recopilación de Metal, juegos tipo Guitar Hero etc..."Cowboys from Hell" nos golpea con ese riff afilado que se abre paso machacando tu cerebro y que trae reminiscencias de un Thrash Metal que ha evolucionado a un estilo mas moderno y que trae nuevos aires, la guitarra de Dimebag escupe fuego y se acelera a niveles sónicos en el solo que acompaña el tema, y la voz de Anselmo nos muestra su total mutación respecto a anteriores trabajos dando en este la sensación de que tiene un amplio abanico de registros, no solo la cazalla impregna sus vocales sino esos dejes agudos halfordianos nos llevan al extasis. Un temazo histórico. 



Seguimos con "Primal Concrete Sledge", tema que parece firmado por el mismo Kerry King, pues suena a Slayer en todo su recorrido,velocisimo, y en el que Anselmo lo va cantado de tirón con el peculiar estilo de arrastrar vocales que tiene Tom Araya, muy interesante los cambios de ritmo a la bateria de Vinnie.  Tremenda prueba de ritmo la que se llevan Rex Brown (Bajista) y Vinnie Paul en "Psicho Holiday", es todo un alarde de sorpresas, alucinante el Riff que va dirigiendo la orquesta y la energía que desprenden, también sorprende el estribillo con un ritmo ligeramente más pausado y por supuesto destacan en este tema la versatilidad de Anselmo, falsetes, gritos desgarrados y más recursos...el solo de Dimebag...para verlo oiga. 

Thrash de vieja escuela es el que nos refleja "Heresy", me recuerda mucho a los primigenios Metallica pero acompañados de una voz en algunos momentos ultra-aguda, los fanáticos del estilo que no se pierdan este corte. 


Y pasamos ahora con otro grandísimo clásico del disco y de la carrera de Pantera. Ahora agárrense al asiento porque viene una delicatessen. 

"Cemetery Gates" es una obra maestra en toda su esencia, las guitarras se convierten por momentos en delicadas arpas que mutan a cuchillos desgarradores en algunos pasajes del tema. A aquel que en algún momento ha dicho que el señor Anselmo solo sabe sacar por su garganta recios escupitajos de aceite de motor, le invitaría a escucharlo en esta faceta mucho más melódica y llena de sentimiento. Genial se pille por donde se pille, realmente una revisión de la tradicional balada heavy adecuadada a los tiempos que corrian.

Nos plantamos en el ecuador y se me esta alargando el asunto demasiado, pero me siento entusiasmado ante la cantidad de calidad que atesora el disco. Otra muestra de ello es la carrera alocada de "Domination" otro gran tema de los tejanos que nos lanza a una espiral de cambios de ritmo y violencia. Una vez más las guitarras supersónicas y los gruesos riff dirigen la orquesta. "Shattered" nos reseña a los Judas Priest de una manera descarada, se nota la influencia de los de Birmingham tanto en el rollito clásico que impregnan las notas como en la forma de Anselmo de cantar muy a lo Rob Halford, probablemente el tema más ochentero del álbum. Buenisssssimoooo.


Y otra apisonadora de percusión en el camino, "Clash with Reality" se nutre de un riff más simplista pero directo y efectivo, quizás puede que sea el tema que personalmente menos me convence del disco (ojo no quiero decir que sea malo) , pero es que el derroche de ingenio de todo lo demás perdona cualquier cosa.

"Medicine Man" es un ejercicio de rareza, canción con tintes tenebrosos en la que destacan la dualidad en la voz de Anselmo, que nos va narrando una peli de terror y el arsenal de solos que encubran la canción a partir de su ecuador. "Message in Blood" es un buen tema, con un aporte genial de Vinnie, esas baquetas a diferentes ritmos, lo convierten en una clase de percusión digna de escuela, por no decir el solo de guitarra, en fin a la altura del genio de Darrell.

Y todo lo bueno tiene un final, y nos acercamos a él a lo largo de los dos últimos temas.

"The Sleep" es el segundo respiro en forma de Power Ballad en el que se intercalan una serie de guitarras acusticas , dando una atmosfera opresiva. Los solos van girados a un estilo de heavy metal más clásico, más de los grupos que pudieron inspirar a los tejanos en sus inicios. Y por último para cerrar tenemos "The Art of  Shredding" que para el que no lo sepa el Shred es el arte de tocar la guitarra como si fueras un tío de otra galaxia, o el puto amo. Es un tema lleno de enrevesados riff, de baterias lanzadas a toda castaña y de la mil y un formas de ligar y desligar cambios de ritmo, impresionante.

En definitiva, despues de escuchar el disco de cabo a rabo, te queda cara de decir, joder que buena música se hacia antes, impresionante a todos niveles. Es justo decir que es uno de los grandes discos de Metal de todos los tiempos, por lo que supuso, y por la consagración de un mostruo a las 6 cuerdas como Dimebag Darrell, a la altura de otros genios de la guitarra, pero engrandecido en leyenda por su muerte prematura. Quizás un caso parecido al de Randy Rhoads. Y por supuesto no desmerecer al resto, con ese Multiusos Anselmo, y esa apisonadora sin piedad de Vinnie, del bajo...pues lo cierto es que no se oye mucho con tanto ruido, jajaja. Un disco que desde SixStringRocks pese a los complejos morales del amigo Jalbreaker con las voces extremas, y los Thrashers pasados de vuelta recomendamos ampliamente.

Enjoy This Rock.

Comentarios