Judas Priest - (2014) Redeemer of Souls

Judas-Priest-2014-Redeemer-of-Souls


por: Jalbreaker

Pues ya tenemos aquí el esperado nuevo disco de los chavalotes ingleses estos, Judas Priest creo que se llamaban, unos novatillos en esto del heavy metal vamos... En fin, dejando el satírico despiporre de lado, vamos a merendarnos lo nuevo de nuestros dioses por antonomasia, Judas Priest, tal vez la última entrega de su discografía, nunca se sabe, lo que sí sabemos es que es la primera sin KK Downing y cómo no, a los que nos salieron pelos en la chorra escuchando sus riffs pues lo echamos de menos, qué queréis que os diga.


foto-Judas-Priest
Y eso que el disco es bueno, al menos a mí me gusta, bastante mejor de lo que me esperaba y de lo que intuía por el chorreo de samples con el que nos han ido bombardeando semana tras semana, sin embargo adolece de un par de elementos característicos de los Judas que deslucen un poco el resultado final, manteniendo un buen nivel de inspiración pero no podemos evitar pensar en el y si... En primer lugar la voz de Halford, el abuelo que nos lo ha dado todo ha perdido potencia y le cuesta mantener el rango, pero son más de 60 tacos los que ha soplado, muchas giras, mucha exigencia vocal, el mal hábito de fumar... en fin, que no todo en la vida son los agudos, y en Nostradamus ya demostró su dominio en los tonos medios que a día de hoy le permitirán ir más cómodo en directo. Por otra parte tenemos una afinación de guitarras un poco grave, supongo que para no comerse terreno a Halford y permitirle moverse con más facilidad, pero se echa de menos esas guitarras cristalinas que antaño cortaban como cuchillas nuestros tímpanos. Con lo que Dicho ésto y entrados en materia, vamos al turrón.

Empezamos con una tormenta que abre paso a "Dragonaut", tema machacón de estribillo bastante directo  con Halford en tonos altos, o de los mas altos que se puede permitir hoy en día, y un solo bastante potable con su duelo guitarrero a la vieja usanza, como los cánones del sacerdote mandan. Seguimos con un tema conocido, el ya presentado en su totalidad "Redeemer of Souls",  potente base rítmica y un Halford soberbio en los tonos medios con alguna voz aguda doblada en el estribillo que acaba por convencer.


Comienzo trallero a tope con "Valhalla", fade in de guitarras metálicas, riff cojonudo, batería Painkilleriana y un berrido de Halford como Dios manda, sí, en 30 segundos de tema ya nos la ha puesto gorda pero llegamos al orgasmo en el estribillo, pegadizo y con fuerza como la morada de los caídos se merece, aunque con lo cabrones que somos con la edad de Halford es de remarcar el pedazo de berrido que se mete antes del sólo, ole tus huevos Metal God.

foto-judas-priest
Vamos con un riff setentero hacia "Sword of Damocles", con un doble bombo un tanto machacón y sus partes molonas, tema solvente pero sin petarlo que da paso a otro de los temas del disco, "March of the Damned", medio tiempo directo que me recuerda a "Metal Gods", con su riff marcado aunque adolece de un estribillo como su clásico del 80, no obstante cumple con creces. Una intro muy clásica de Priest abre un temazo como "Down in Flames", de riff directo y un Halford pletórico moviéndose por los medios con fuerza  y garra, otra de mis favoritas del disco, para dejarnos el culo en llamas oiga. El vacilón "Hell & Back" nos entretiene hasta darnos un meneo con su acelerón final para dar paso a un tranquilo "Cold Blooded", de comienzo preciosista y buen desarrollo explorando la senda abierta con Nostradamus aunque sin el rollo orquestal.

Un comienzo atronador muy "Painkiller" de nuevo abre "Metalizer", otro título a su ristra de tenas acabados en -er, con "Sinner", "Ripper", "Hellrider" etc, etc, buen intento aunque se queda un poco descafeinado ya que de la magia de los agudos halfordianos sólo encontramos algún destello. Otro tema setentero que nos pone a tope en "Crossfire", temazo vacilón como ya sacaron en su retorno con aquel "Revolution" que descolocó a todo Cristo, pero hay que ver lo bien que se mueve el Metal God en estas tesituras y el gusto que da la vuelta al sonido Priest primigenio.

"Secrets of the Dead" se perfila lenta e intrascendente, a mi gusto un tema completamente prescindible que habría aligerado la excesiva duración del álbum, demasiada pesadez que afortunadamente se solventa con "Battle Cry", cañerísima base rítmica y de nuevo Halford inconmensurable en los medios, buenos coros y gran grito en el estribillo, otro temazo made in Priest para su legado musical. Y ya nos despedimos con "Beginning of the End", un cierre un tanto intrascendente que afortunadamente no deja el disco aquí, porque si después de una hora de duración el disco se antojaba un tanto largo, ahí viene un CD extra que, manda huevos, contiene 3 de los mejores temas del disco.


Y ahí atacan de nuevo con "Snakebite", hard rock vacilón que te inyecta su veneno en el cuerpo con el mordisco de su riff, gran tema refrendado por ese pedazo de "Tears of Blood" que le sucede, metálico a tope con los Judas to' ciclados en una intro que esboza un "The Sentinel", algún gorgorito molón de Halford y unas estrofas que valen su peso en oro. Vaya dos temazos para empezar un CD de Bonus Tracks, y el que le sigue tampoco es manco, "Creatures of the Night" te embauca hacia un rollo oscuro muy a lo "A Touch of Evil" en el que da gusto sumergirse. "Get It On" nos pone rockeros con un tema corto y directo antes de la estocada final de "Never Forget", un homenaje de los maestros hacia sus leales legiones de seguidores que enseguida nos saca la lagrimilla, hay que ver qué de sentimiento despierta este baladón y menudo sólo de emocionar gasta el que tal vez sea el último tema de la carrera de Judas, con lo que ahora sí termina el disco, con los metalheads llorando como niñas, cabrones...

Esto es todo, un disco que cumple con las expectativas del nombre que soporta, peca de largo como todos hoy día pero escogiendo nuestros 10-12 temas favoritos en seguida nos damos cuenta del nivelazo que tiene. No vamos a esperar que saquen su obra maestra en el ocaso de su carrera, pero desde luego es de alabar que mantengan un nivel como siempre...

The Priest is Back!

Comentarios