Héroes del Silencio - (1990) Senderos de Traición

Héroes-del-Silencio-1990-Senderos-de-Traición


por: Ian_Gott

Héroes del Silencio alcanzó un éxito inesperado con El Mar no Cesa. Nada más y nada menos que 150.000 copias vendidas en un disco debut, sumado a sus potentes directos el éxito estaba asegurado. La presión recaía en saber si ese muy buen nivel mostrado en su primer compacto iban a saber mantenerlo, y no es que lo supieran mantener, sino que a mi juicio parieron su mejor disco y por qué no, el mejor disco de rock español de la jodida historia: Senderos de Traición.

Para la grabación de esta segunda obra contaron con la inestimable ayuda del reconocidísimo productor Phil Manzanera (que también les ayudaría con el posterior “El Espíritu del Vino”) que les haría grabar el disco entre Madrid y Londres, y les ayudaría con toda la gira latinoamericana y europea.

En dos semanas habían vendido 400.000 copias y comenzaron una gira que les llevó por Alemania, Suiza, Bélgica o Francia.

Heroes-del-Silencio-1990-I1. Entre Dos Tierras 6:10
2. Maldito Duende 4:15
3. La Carta 3:06
4. Malas Intenciones 3:47
5. Sal 0:20
6. Senda 4:02
7. Hechizo 4:31
8. Oración 4:07
9. Despertar 2:51
10. Decadencia 4:17
11. Con Nombre de Guerra 4:20
12. El Cuadro II 4:07


El disco empieza con la que sería quizás su canción bandera y la más reconocida de la banda. El himnazo “Entre dos tierras”, una canción reconocible por cualquier fan y no fan de la banda en los primeros compases por la singularidad del eco en el riff. Esto, acompañado de un estribillo histórico hace de "Entre dos tierras", su canción bandera. Un tema, que habla de reproches, de ataques, reprimendas, y de la que Bunbury reconoce que el creador del videoclip la llevó hacia la violencia y los malos tratos, pero que no tendría por qué tener esa única lectura “déjame, que yo no tengo la culpa de verte caer, entre dos tierras estás y no dejas aire que respirar…”

En este primer corte ya notamos el cambio de producción, la madurez de voz de Bunbury, y el endurecimiento general de la banda, sin perder la esencia musical tanto en guitarras, como en letras y voz.

Si el disco lo abríamos con su himno más internacional, qué podemos decir del segundo corte “Maldito Duende” una canción que llegó a versionar el mismísimo Raphael, para que veais la transversalidad de la banda en cuanto a seguidores y admiradores. Tengo que decir que la versión deja mucho que desear, pero bueno, no dejar de curiosa. “Maldito Duende” retoma el tema ya tratado en el anterior disco de las consecuencias y efectos de las drogas “Te sientes tan fuerte que piensas que nadie te puede tocar…”


El tercer tema “La carta” reconozco, como en el caso de “No más lágrimas” que es una debilidad personal (qué canción de este disco no podría serlo?), pero tiene una atmósfera especial. La letra es de las más claras y descifrables del disco, que ya tiene mérito. Una canción de ruptura y reproches.

“Malas intenciones”, el cuarto tema vuelve a ser otro temazo, que desde otra perspectiva vuelve a tratar el tema de la ruptura y los reproches quizás, en este caso, desde una perspectiva más personal “Ahora sé que no comprende, no tenemos nada en común, si supiera al menos lo que quieres, no me obligues a cambiar mi actitud…”

Heroes-del-Silencio-1990-II“Sal” no deja de ser una ¿intro? De lo que viene siendo el siguiente tema “Senda”, la que obviamente contiene mayor relación con el nombre del álbum y que daría título al directo que grabarían un año más tarde “Senda ‘91”.

“Hechizo” retoma el tema de los efectos que producen las drogas y su capacidad de evasión del mundo real “vámonos de esta habitación al espacio exterior, se nublan los ojos, mientras todo da igual…” Un temazo, de pe a pa, cañero, melódico, y maravilloso y con una cuenta atrás al final del tema muy mítica.

Con “Oración” volvemos a otro tema de los más clásicos de la banda, una especie de balada o canción lenta. Un temazo que a mi parecer trata sobre la negación a la religiosidad para condicionar la ética o la moral. Himno.

“Despertar” quizás retoma la melodía y la calma de su anterior disco, y que podrías pasar desapercibida como canciones “Fuente de Esperanza” o “Agosto” envueltas entre tanto temazo, pero con pegarle una escucha atenta te das cuenta que hay otra maravilla en ella. “Decadencia” es un tema muy duro y potente, que para mí es preludio ya de lo que vendrá en el próximo disco. Una canción con un riff inicial arpegiado típico de la banda, pero que esconde una contundencia en pocas ocasiones vista en la banda y que precede a un riff mucho más contundente que acompaña a las estrofas. La interpretación de Bunbury también le da un plus de potencia a lo que es un tema muy Espiritu del Vino o Avalancha.


El tema 11 es de las canciones más curiosas y molonas de Héroes “Con Nombre de Guerra”. Habla, a la manera de Héroes, de un encuentro con una prostituta, y eso siempre es curioso. Acompañado de la melodía, serenidad, y calma que transmite la canción en general, la hace un espécimen, que a mí, particularmente me encanta. Frases inolvidables como “dejemos los besos para los enamorados / esta noche seas solo mercancía para mí / la lluvia de hace un rato”.

Y el tema que cerrará el disco es “Cuadro II” una canción que ya tenían compuesta desde hace años y que no incluyeron en la versión americana del compacto. Un buen tema con un punteo inicial muy característico.

Y hasta aquí lo que viene siendo para algunos, el disco más redondo de Héroes del Silencio, y el punto cumbre para el propio Bunbury de la banda.

Comentarios