Helloween - (1994) Master of the Rings

Helloween-1994-Master-of-the-Rings



por; Innuendo

1. LOS ANTECEDENTES.

-Michael, hemos convocado una reunión de la banda para…
-Michael Kiske: No, ya estoy harto de reuniones. Dime de que se trata y ya está
-Verás, Michael… se trata de ti…

Helloween-1984-IY aunque Michael Kiske diga que a él se le echó de la banda sin previo aviso, más o menos así es como parece que ocurrió la historia. También cuentan por internet que el detonante inmediato de la salida de Kiske de la banda fue que Michael Kiske le contó a Roland Grapow que se sentía mal en la banda y quería dejarlo, pero que no se lo dijera a los demás. Roland Grapow al parecer se lo chivó al resto y aquello ya fue el acabose (si quieres guardar un secreto, ya se sabe, no se lo cuentes a nadie).

Pero dejemos por un momento los cotilleos de portería y parémonos a pensar en cómo estaba, en 1993, aquella olla a presión llamada Helloween. Michael Weikath estaba preparando canciones para otro proyecto aparte, porque veía que Helloween se acababa, Markus Grosskopf andaba dando conciertos con una banda local fundada para la ocasión, que contaba con Ingo Schwichtenberg a la batería, recién expulsado de Helloween por sus problemas mentales y de drogas. Michael Kiske estaba inmerso en su rollo espiritual de una forma particularmente obsesiva, lo que dificultaba mucho su relación con los demás, al implicar muchas pegas sobre qué debía hacerse y qué no en la banda. Y finalmente los dos convidados de piedra que estaban a verlas venir, el recién llegado Uli Kusch y Roland Grapow, que llegó en la etapa más rara de la banda.

Michael Weikath ha contado en alguna entrevista que todo el mundo le miraba a él (representantes de la discográfica, el manager, etc.) y le preguntaban si de verdad no se podía hacer nada, a lo que Weikath contestaba: “Lo siento chicos, pero así es como están las cosas”. Sin embargo sí que se podía hacer algo, porque el caso es que Weikath, en un momento dado, se echó a hombros la responsabilidad de salvar una banda muerta, y vaya si lo consiguió. El principal obstáculo estaba claro que era Michael Kiske y, digan lo que digan aficionados y nostálgicos, su salida fue lo más práctico en todos los sentidos. Otra cosa es las putadas que Michael Weikath le hiciera a Kiske –que él mismo ha reconocido, aunque no entre en detalles- y que parecen ser el obstáculo definitivo para que todavía no haya habido una reunión de los Helloween originales (si no contamos a Ingo Schwinchtenberg, claro).

El caso es que Michael Weikath ya había tanteado antes a un amigo suyo, Andi Deris, para tomar el puesto de vocalista en Helloween, pero a Andi Deris le iba bien en Pink Cream 69 y no le parecía bien dejarlo… hasta que, como suele ocurrir, las cosas se empezaran a enguarrar también en Pink Cream 69, cosa al parecer inevitable con el paso del tiempo. Así que el mismo 1 de enero de 1994 Andi Deris confirmaba que aceptaba el puesto en Helloween. Y así es como se origina la ya la quinta formación de Helloween: Andi Deris (voz); Michael Weikath y Roland Grapow (guitarras); Markus Grosskopf (bajo) y Uli Kusch (batería).

Es evidente que Andi Deris tiene un rango óptimo vocal y unas capacidades muy diferentes a las de Michael Kiske, y supongo que nunca ha podido igualar a su predecesor en cuanto a chorro de voz, agudos, técnica y demás. Andi Deris, pese a que sabe subir bien por alto, tiene un tono como más ronco –a ratos incluso cazallero-, más propio para el hard rock en realidad. Pero por el contrario le da a las canciones un gancho y una personalidad inigualables. En Kiske se notaban más las influencias de Tate, por ejemplo, y Deris es Deris y punto. Aunque a veces imite el estilo (que no la voz) de David Lee Roth, por ejemplo. Probablemente las canciones de los Keepers salgan perdiendo con su interpretación, no seré yo el que diga que no, pero aquella etapa fue lo que fue y no podemos estar todo el rato hablando de los Keepers. El legado de Deris en la banda se extendió por muchos más años y discos que el de la etapa Kiske y merece ser reivindicada incluso como el Helloween por antonomasia.

2. EL “AMO” DE LOS ANILLOS
Helloween-1994
En 1994 se vería publicado el séptimo trabajo de estudio de Helloween y sexto LP, que llevaría por título Master of The Rings. En la portada, como podemos ver, siete anillos flotando en el espacio. Los siete anillos y la siete llaves, amén de un texto de introducción en el libreto del disco que continuaba la historia del guardián de las siete llaves. Como podéis ver, fantasía de baratillo que poco tenía que ver con la música que había dentro, pero que mandaba un mensaje rotundo: Helloween retomaba el espíritu de los Keepers. Hasta la intro con "Irritation" parecía buscar ese parecido con sus discos gloriosos.

Sin embargo, poco hay en Master of the Rings que se parezca a los Keepers. Lo único que tiene en común con aquellos discos es la ambición y las ganas de hacer un disco sobresaliente, compacto y con gancho, y eso es lo que es Master of the Rings. Pero, por ejemplo, el doble bombo y el tono épico que abundaban en los Keepers brillan por su ausencia en el Master of the Rings, salvo prácticamente en dos canciones: "Where The Rain Grows" -de la que no por casualidad se sacó un videoclip, más malo imposible, eso sí- y el cierre con "Still We Go". Precisamente en la última, Helloween se reivindican a sí mismos, haciendo toda una declaración de intenciones.

En realidad el disco discurre más por el heavyrock, por un hard&heavy en el que Andi Deris indudablemente deja su sello. Esto se hace evidente no solo por el hecho de que participe en la composición de la mayoría de las canciones de Master of the Rings. Cuando uno escucha Pink Cream 69, o al menos cualquiera de los tres primeros discos de la banda, se da cuenta de hasta qué punto Andi Deris se trajo cosas de Pink Cream 69 a Helloween. En ese capítulo más hardrockero destacan temas cortos y directos como "Secret Alibi" o "Take Me Home". Esta última casi parece una canción de Van Halen. O "Perfect Gentleman", tema cachondo y pegadizo como pocos y que tiene una frase que siempre me ha hecho mucha gracia, la de “I can’t resist my own reflection”. Y además, esos silbidos de la canción son realmente adictivos ¿o no? Os dejo con el videoclip ofisiá, sin comentarios


El medio tiempo por excelencia del disco llega con "Mr. Ego", un tema bandera del disco sin duda y además la canción más larga, rompiendo un poco la tónica de canciones de cuatro minutos que impera en Master of The Rings. Las malas lenguas dicen que Grapow se lo dedicó a Michael Kiske. “If you know all the people, why are you alone?” es otra de esas frases vacilonas que me gustan del disco. Una versión corta del tema se utilizó para hacer el videoclip que podemos ver a continuación.


"The Game Is On", toda una diatriba contra “las maquinitas”, es una de esas canciones que podrían haber figurado, pongamos por caso, en un Pink Bubbles Go Ape, y que rescata por un momento la mejor cara de su anterior etapa, añadiendo los típicos soniditos coña que también aparecían en los Keepers.

Aunque es verdad que puestos a simplicar y si tuviéramos que quedarnos con una etiqueta, diría que Master of the Rings es un disco de heavy metal. "Sole Survivor" es el pelotazo inicial que lo deja bien claro. Y es que vaya comienzo de disco, de una tacada nos enchufamos "Sole Survivor" y "When The Rain Grows", seguido de un medio tiempo heavilón como es "Why?", una canción que habla de la pasividad de Dios ante un mundo donde se mata y se muere como si nada. No es original, pero consigue su objetivo.


Y no podemos olvidarnos de la balada, esa mágica "In The Middle of the Heartbeat" –que personalmente también me recuerda a la faceta baladera de Pink Cream 69-.

Qué puedo decir en resumen… creo que estamos ante un disco muy completo y equilibrado, donde hay de todo y sin abusar de nada. Todo ello en diez canciones redondas, donde caben baladas, heavy, hard rock vacilón y medios tiempos.

3. EDICIÓN EXTENDIDA EN BLU-RAY Y DVD CD

Como ocurrió en Chameleon, la banda no escatimó en singles, siendo uno de los discos que más “Caras B” tienen de toda la carrera de la banda. Y podéis simplemente escuchar los 11 cortes del CD, pero de verdad que merece la pena escuchar el resto de "bonus" porque rayan a un muy buen nivel, sin que se perciba el típico rellenaco de otros discos de Helloween. Casi que parece que se quedaron fuera por casualidad. En otros casos, se trata de versiones bastante logradas. Para mí, que tengo el CD estándar, descubrir las caras B es casi como conocer un disquito nuevo de Helloween.

"Mr. Ego" de hecho se sacó como EP más que como single, y traía dos caras B-temazos: "Can't Fight Your Desire" y "Star Invasion", junto a "Where The Rain Grows". Como curiosidad, hay un single sacado en Japón solamente que se llamó "Where The Rain Grows", pero es igual que este y hasta tiene una portada muy parecida.

"Perfect Gentleman" fue otro de los singles escogidos, aunque traía hasta tres temas más que se quedaron fuera del disco: "Cold Sweat", digno cover de Thin Lizzy, una muy divertida "Silicon Dreams" y finalmente una instrumental de Grapow llamada no por gusto "Grapowski's Malmsuite 1001 (In D Doll)".

Finalmente, y ya en 1995, se sacó el tercer single del disco, "Sole Survivor". Este single solamente se sacó en Japón. Traía dos versiones más de "regalo": "I Stole Your Love" de KISS, buena sin más, y "Closer To Home" de los muy grandes Grandfunk Railroad, que retiene todo el espíritu setentero de la original y además, está cantada por Roland Grapow.

Con todo este material suelto de la época, no debe extrañar que luego se sacara una versión "extendida" del CD donde se introdujo, para lograr que tuviéramos nuestra experiencia Master of the Rings completa.

El tochal que me he largado es muy considerable, pero en esta época pasaron muchas cosas.

Helloween-1994
1. Irritation
2. Sole Survivor
3. Where The Rain Grows
4. Why?
5. Mr. Ego
6. Perfect Gentleman
7. The Game Is On
8. Secret Alibi
9. Take Me Home
10. In The Middle Of A Heartbeat
11. Still We Go
12. Can't Fight Your Desire
13. Star Invasion
14. Cold Sweat (Thin Lizzy cover)
15. Silicon Dreams
16. I Stole Your Love (KISS cover)
17. Closer To Home (Grandfunk Railroad cover)

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
MIENTRAS TANTO EN LA FAMILIA HELLOWEEN:
--------------------------------------------------------------------------------------------------------

1994: sale el primer disco de X-Wild, banda surgida del "cisma" de Running Wild con Stefan Schwarzmann a los parches. El disco se llama So What!.

1995: tragedia en la familia Helloween. Ingo Swichtenberg se suicida lanzándose a las vías. Sus problemas mentales, sucedidos por una rápida tacada de problemas familiares, amén de su salida de la banda, fueron el detonante. Se fue un gran batería.

1995: Salida de The Land Of The Free de Gamma Ray. Sin duda es el disco más mítico de Kai Hansen fuera de Helloween, donde además vuelve a retomar su puesto como vocalista. La canción llamada "Afterlife" está dedicada al mítico batería fallecido.

1995: Segundo disco de X-Wild: Monster Effect. Después, Schwarzmann abandona también esta formación.

Comentarios