Héroes del Silencio - (1993) El Espíritu del Vino



por: Ian_Gott

Junio de 1993, después de la exitosa gira de presentación de El Mar No Cesa, y tras un intenso trabajo en un prestigioso estudio en Inglaterra y bajo las órdenes, de nuevo, de Phil Manzanera, se publica el tercer disco de Héroes del Silencio: El Espíritu del Vino.

1. Nuestros nombres 5:57
2. Tesoro 2:19
Heroes-de-Silencio-1993-I3. Los Placeres de La Pobreza 4:58
4. La Herida 6:54
5. La Sirena Varada 4:15
6. La Apariencia No Es Sincera 7:01
7. Z 0:55
8. Culpable 5:59
9. El Camino del Exceso 5:35
10. Flor de Loto 6:18
11. El Refugio Interior 1:29
12. Sangre Hirviendo 5:11
13. Tumbas de Sal 4:32
14. Bendecida 2 0:36
15. Bendecida 5:58
16. La Alacena 3:43

El Espíritu del Vino supone un paso más en el recorrido musical que Héroes del Silencio fueron marcando desde su disco debut. Un progresivo endurecimiento y encrudecimiento de su sonido, sin perder la esencia básica del sonido de la banda, que sigue recayendo en la voz de Bunbury (cada vez más madura y completa), la guitarra de Valdivia y las letras crípticas y enigmáticas. La guitarra de Valdivia seguramente sea el elemento que más se ve alterado desde sus inicios, y es que debido a los nuevos derroteros que va tomando la banda mucho más cercanos al rock duro, los punteos y arpegios característicos de la banda, que siguen estando, dejan paso también a temas mucho más crudos con una base rítmica más rockera con acordes, quintas y sonidos más duros, pero a la vez con unas estructuras mucho más claros de riff-estrofa-estribillo-solo) hecho que obligaría a la banda a reclutar durante la gira de este disco a Alan Boguslavsky, que formaría parte de la banda como miembro oficial en la grabación de su próximo y último disco: Avalancha.


Por lo tanto, El Espíritu del Vino sigue sonando a Héroes del Silencio, pero con un punto extra en cuanto a madurez de sonido, endurecimiento, producción y efectos sonoros. El disco empieza con un pelotazo como es “Nuestros nombres” un tema que comparado con "Mar Adentro" o "Entre dos Tierras" ya denota algo distinto, y es que después de ese ya mítico “joder” de Enrique y el aullido posterior, la guitarra de Valdivia suena a otra cosa, ese riff es otro rollo, y ese ritmo galopante en las estrofas también. Es rock. Es duro. Pero no deja de ser Héroes. Quizás ya no son tan jóvenes, quizás están más enfadados, más enérgicos, pero siguen siendo ellos. Y a qué nivel. Una canción que habla, posiblemente, de un espóradico encuentro sexual, pero quién sabe, todas las canciones están compuestas bajo el influjo del espíritu del vino, y eso, sin duda, va a embriagarnos tanto musicalmente como letrítiscamente.

“Tesoro” quizás tome el legado de canciones como "Fuente de Esperanza" o "Despertar", temas pausados, muy melódicos, pero con un sonido mucho más compacto y limpio. “Los placeres de la pobreza” en cambio, nos devuelven a la realidad del disco, a la energía, a la intensidad y al rock crudo, y es que es difícil poder relacionar esta canción con nada que haya hecho Héroes del Silencio antes, el filtro vocal con el que canta Enrique prácticamente todo el tema, el riff tan hard y el solo tan rock, el estribillo absolutamente maravilloso, etc. es una de las canciones más enérgicas que han compuesto y más complejas quizás, sobre todo letristicamente ya que presenta una opacidad evidente, aunque creo que los derroteros van por la crítica social, el papel de los medios de comunicación etc.


El cuarto corte del disco no es otro que “La Herida”, de las canciones más populares de la banda, una especie de balada, larga, lenta (en la mayor parte de la canción) y curiosa, porque es la primera en la que parece la armónica de Bunbury. La letra habla del deterioro de las relaciones personales y poco a poco va presentando un in crescendo que aporta rabia y energía a la canción. Bunbury la recuperaba en algunos de sus conciertos en solitario, sobre todo en la gira del Hellville.

En quinta posición se instala la sirena, “La Sirena Varada” otra de las canciones top de la banda, y una canción muy Senderos de Traición, melódica, arpegiada, con un sonido muy muy característico de ellos. La letra parece que está inspirada en una obra de teatro de mismo titulo, que narra como un grupo de personas decide escapar de la realidad y vivir en un mundo imaginario en el cual aparece un personaje representado por una sirena que sale del mar y lo trastoca todo enamorándose del protagonista pero siendo incapaces de llevar a cabo ese amor. Es una defensa de la imaginación y la fantasía ante el sentido común (sirena vuelve al mar, varada por la realidad)

A la sirena le prosiguen “La Apariencia no es sincera” otro corte lento y con un título bastante delatador y Z un corte breve, instrumental, con un rollo que no sabría definir muy bien, pero que mola.

“Culpable” es otro tema con un ritmo más pausado, más arpegiado y con una letra más delatadora. Un temón que en la parte media-final con el estribillo, las dobles voces y el solo de Valdivia se sale. (¿querrán las glándulas lascivas declararme culpable?). Con “El Camino del Exceso” volvemos a los sonidos de "Nuestros nombres", o "Los placeres de la pobreza". Más crudos y guitarreros. Una canción que incluye el título del disco, dio título a la gira del disco, y como curiosidad, aparece William Blake por ahí, por si teníamos dudas sobre los referentes. (Camino de exceso, fuente de saber…)
“Flor de loto” es sin duda otro de sus temas más populares pero que no fue incluida en el repertorio en la gira de despedida. Habla de una búsqueda personal a raíz de la pérdida de un amor, de una flor de loto, una canción a la que le cuesta arrancar, pero que acaba tocando techo en los minutos finales. (Nunca una llama permanece encendida…)


“Refugio Interior” es una especie de intro/solo de batería que da pie a “Sangre Hirviendo” otro tema con el sonido “Espíritu del Vino”. En cuanto a la letra, el título también podría delatar un poco la intención ya que a todos, por alguna razón u otra, nos ha hervido la sangre en algún momento. (no encuentro el motivo que se atragantó, escúpelo pronto). “Tumbas de sal” es de los temas que más por alto he pasado de la banda, la verdad que el constante megáfono en las estrofas y tal, me ha tirado siempre para atrás, aunque mantiene un buen estribillo.

Heroes-de-Silencio-1993-IIY aquí empieza lo que para mí es uno de los momentos álgidos del disco ya que esconden muchas cosas los siguientes 6 minutos y medio, y es que el binomio “Bendecida 2” y Bendecida” tiene su miga. Ya es extraño encontrar antes la segunda parte que la primera (recordemos que la tercera la encontraremos en el posterior disco) y que la 2 no sea aparantemente nada más que una especie de intro para el tema principal. Pero nada más allá de la realidad. Empecemos por el principio: Bendecida 2, 38 segundos a capella, donde Bunbury con juegos de voces que hacen tanto la parte rítmica como la melódica incluyendo dobles voces repiten una misma frase “En tu ausencia las paredes se pintarán de tristeza y enjaularé mi corazón entre tus huesos”. Bien, una declaración de amor bastante clara, directa y profunda que da pie a “Bendecida” una canción con un sonido y ritmo más pausado y típico de la banda con un estribillaco y un nivel general altísimo. "Bendecida" no deja de ser un juego de palabras con el nombre de Benedetta Mazzini, una expareja de Bunbury que inspiró esta trilogía de canciones que se completará con “La Chispa Adecuada” y que narra, de manera deliberadamente desordenada tres fases de una relación amorosa o de su relación amorosa, ya que contiene pasajes autobiográficos como los viajes que hizo con ella a Nepal y a la India (nos hicimos la promesa de los lagos de Pokhara). Una delicia vamos, que además interrelaciona referentes entre las canciones, ya que en el siguiente disco veremos como en ambas canciones aparece la imagen del león y otras ideas que se repiten.


Y el disco llega a su fin con “La Alacena” un tema lento, introspectivo, con un piano con unas melodías como muy clásicas y una letra, por enésima vez, muy críptica.

Y hasta aquí El Espíritu del Vino, el disco más largo de Héroes, y para algunos el mejor de la banda, que viendo la colección de temazos que recopila, bien podría serlo.

Comentarios