Sargant Fury - (1993) Little Fish

Sargant-Fury-1993-Little-Fish


por: Jalbreaker


Y llegaron los 90. Sargant Fury habían llegado tarde con su Still You Want More, el ocaso de la escena era una realidad y a pesar de tener críticas excelentes, las ventas no acompañaron. A eso se le sumó que el tipo que les fichó para WEA dejó la compañía, asunto peliagudo quedarse sin padrino en un mercado en el que cada uno promocionaba la banda que él mismo firmaba, tal es el punto que durante la promoción de esta segunda entrega tuvieron la opción de telonear a Metallica en su gira alemana, sin embargo la indiferencia de la discográfica truncó la oportunidad de desplegar su potencial antes 40.000 personas cada día.

Sargant-Fury-1993-ILittle Fish estaba en el mercado, la propuesta seguía los derroteros del debut pero con un sonido más crudo, ya que según la banda había quedado demasiado brillante y glamuroso (pues menos mal). Ese pequeño cambio en el sonido se hace patente desde el primer minuto del disco, un sonido más parco que involuntariamente les aproximaba de soslayo a la nueva tendencia musical que se estaba apoderando del panorama mundial. Al final, el trabajo duro y las buenas críticas les mantuvieron en el candelero, pero el hastío empezó a hacer mella en los miembros del grupo y acabó con la salida de la banda del bajista Bauke De Groot, que quería evolucionar por derroteros más heavies.



Basta dar la primera escucha a este Little Fish para ver que Sargant Fury seguían ahí, un impresionante "Out" abre el disco por todo lo alto, sin embargo desde el primer segundo se hace patente el cambio de sonido, menos pomposo y ochentero de lo que cabía esperar, y un detalle nimio si nos centramos en el temazo en cuestión, guitarrazos de cuidado y pedazo de coros singalong de esos que tanto gustan berrear.

Sargant-Fury-1993-IIUn medio tiempo de corte noventero llamado "New Direction" rebaja un poco las revoluciones para volver a dispararlas con "Nº 7", que trae el primer disco de vuelta con su potencia, su sólo espectacular doblando guitarras y unas líneas vocales donde Mac brilla con luz propia. Volvemos a los 90 con el ritmo pesado de "Little Fish", un tema más discreto que acaba engatusándote gracias a Mac y su papel en el estribillo. Llega el cover del disco, un enorme "Eagle" de ABBA que llevan completamente a su terreno y llegó a ser incluido años más tarde en el A Metal Tribute to ABBA que se editó en 2001.

Una cañera "T.T.A." impregna de rock y blues el ambiente para bajar  las revoluciones a cero radicalmente con "Goodbye", una preciosa balada al piano delicada cual florecilla en primavera, donde Mac se vuelve a lucir con su interpretación llena de feeling capaz de sacarle la lagrimilla a cualquiera. Ampliamos el amalgama musical con los toques funky de "Change", que junto a las curiosas réplicas en los fraseados, le dan un buen rollo al tema de cuidado. "Eternal Champion" tiene buena base rítmica pero quizá se veo un poco empañada por el abuso del doble bombo, especialmente en estribillo, que acaba resultando un poco machacon.



Sigue por la senda de los 90 "Wrong Place, Wrong Time", un tema lleno de rabia y frustración que va ganando fuerza conforme se va desarrollando y contrasta con el optimismo y la vuelta a los 80 de "Tomorrow", un tema impresionante con ese cambio en la guitarra solista entre acústica y eléctrica en los fraseados y otra interpretación de 10 para Mac, que se marca un estribillo increíble que pone los pelos de punta y coloca este tema entre lo mejorcito del disco.



Como curiosidad, remarcar la presencia de Fernando García de Victory y Ralf Scheepers de Primal Fear en los créditos del disco, aunque no se detalla en qué temas participan. Y hasta aquí esta segunda entrega de Sargant Fury, un disco muy disfrutable, no tan potente como el primero pero más variado, con más matices, y nexo perfecto con la tercera entrega, Turn the Page, de la que hablaremos otro día.

Comentarios